Dolor crónico

¿Qué es el dolor crónico?

dolor crónico
Es el dolor que persiste o se repite en un periodo de 3 meses, y continúa, al menos, un mes más después de la resolución de la causa, o que reaparece cada cierto tiempo.

El dolor crónico es uno de los más molestos para el paciente, ya que se prolonga en el tiempo. En algunos casos, puede ser tan agudo que suponga un impedimento para la realización de determinados movimientos, llegando incluso a ser incapacitante.

Las causas pueden ser muy variadas e incluyen:

  • Trastornos crónicos como el cáncer, la artritis o la diabetes.
  • Lesiones como las hernias de disco o una torsión del ligamento.
  • Diversos trastornos de dolor primario, como el dolor neuropático, fibromialgia o cefalea crónica.
  • Trastornos tanto en el sueño como en la alimentación, ésta última muy importante.
  • Síndrome de sensibilización central, donde el paciente por causas genéticas es más sensible a los cambios químicos y físicos tanto internamente dentro del propio cuerpo (hormonas, reacciones alérgicas, falta o exceso de alguna vitamina o sustancia, etc..) como a los externos, ya sea ambiental o laboral. Esto afecta directamente a nuestro sistema nervioso central pudiendo producir una respuesta irritativa del mismo dando origen al dolor y a los síntomas crónicos

Síntomas del dolor crónico

Produce signos vegetativos como astenia, trastornos del sueño, disminución o pérdida del apetito, pérdida de peso, disminución de la libido y estreñimiento.

Si es constante y no presenta remisiones, puede conducir a depresión y ansiedad, e interferir con casi todas las actividades diarias. Los pacientes corren el riesgo de volverse inactivos y retraídos en el aspecto social, y estar muy preocupados por la salud física.

Cuando no está actuando una causa netamente definida, los tratamientos médicos y quirúrgicos fracasan, lo que produce la realización de múltiples pruebas diagnósticas, a veces duplicadas y sin apenas resultados.

Diagnóstico del dolor crónico

Lo más recomendable es una evaluación completa. Siempre hay que buscar una causa física y/o psicológica para encontrar soluciones y tratamientos a raíz de ella.

Los procesos físicos asociados al dolor deben ser evaluados apropiadamente y caracterizados. El problema aparece, cuando una vez se han realizado las pruebas, no aparecen las causas. En este caso, no debería optarse por repetirlas continuamente, si no, buscar otras posibles causas que puedan hacer que nuestro cuerpo genere ese síntoma de forma crónica.

La evaluación de un terapeuta puede considerar necesaria la evaluación psiquiátrica formal si se sospecha que hay un trastorno psiquiátrico coexistente, como una depresión.

Tratamientos fisioterapéuticos del dolor

Los pacientes que llevan años sufriendo de dolor crónico, comentan que llega a suponer un obstáculo en su vida diaria.

En este sentido, la fisioterapia es la gran aliada para estos trastornos, ya que supone una terapia muy efectiva que logra mejorar significativamente la calidad de vida del paciente.

En consulta, los tratamientos que podemos aplicar, y que han demostrado ser los más efectivos, son:

Terapia Manual Osteopática

Ya que liberando los posibles puntos gatillos que el propio dolor haya generado, relajando la musculatura y reduciendo la rigidez en las articulaciones podemos mejorar mucho la respuesta del cuerpo tanto a nivel somático como a nivel del sistema nervioso central.

Posturología

Es posible que la causa del dolor crónico sea debida a un desequilibrio postural, articular y/o muscular. Con lo que es muy recomendable un estudio completo de las partes del cuerpo que puedan afectar y originar los síntomas: la forma de pisada, problemas con la articulación temporomandibular, etc….

Diatermia

Da muy buenos resultados cuando el dolor es crónico, ya que la estimulación de los tejidos a través del calor, eleva la temperatura, aumenta el metabolismo y relaja y quita el dolor de las zonas afectadas.

Consúltanos

Cita previa sin compromiso. Personalizamos tu tratamiento para que te liberes del dolor.