¿Cuánto tiempo tarda en curarse un esguince?

Cuanto tiempo tarda en curarse un esguince

¿Cuánto tiempo tarda en curarse un esguince? Ésta es una de las preguntas más frecuentes que hacen los pacientes que acuden a la consulta después de haber sufrido este tipo de lesiones.

Para dar una respuesta completa y adecuada, hay que tener en cuenta diversos aspectos. No es lo mismo un esguince grado I, que es el esguince más leve, que uno de grado II o grado III, que son de mayor gravedad. Al igual que no es lo mismo un esguince de pie que un esguince de rodilla, de tobillo o de muñeca.

En este artículo vamos a ver los tipos de esguince que existen, cuáles son los tiempos de recuperación y cómo podemos con la fisioterapia lograr una mejor recuperación en un menor tiempo. En el caso de los deportistas, la fisioterapia deportiva ofrece una respuesta adaptada y personalizada a cada tipo de deportista, ya sea amateur o profesional.

Fisioterapia para la rehabilitación de un esguince: Beneficios y tratamiento

El objetivo principal que perseguimos con el tratamiento fisioterapéutico del esguince es lograr una recuperación de las estructuras que se hayan visto afectadas y evitar la recidiva. Estos van a ser los objetivos que van a primar sobre el trabajo de rehabilitación que se vaya a plantear.

Beneficios de la fisioterapia en la rehabilitación de un esguince

El diagnóstico previo nos permitirá determinar el tratamiento de fisioterapia más adecuado para lograr los mejores resultados. Son muchas las ventajas que la fisioterapia nos ofrece en el tratamiento de un esguince:

  • Acelera el proceso de recuperación acortando el tiempo de curación del esguince.
  • Mejora la funcionalidad de la articulación permitiendo un mayor rango de movimiento.
  • Evita las recaídas en la misma lesión gracias al trabajo y ejercicios de propiocepción.
Tratamiento de fisioterapia para la rehabilitación de un esguince

Técnicas de fisioterapia en la rehabilitación de un esguince

Es de vital importancia comenzar por un correcto diagnóstico y determinar cuáles son las necesidades del paciente. En base a ello, se trabajará con las siguientes técnicas:

  • Terapia manual osteopática. Mediante la realización de manipulaciones sobre el tejido dañado y la articulación lograremos, poco a poco, ir recuperando la movilidad y reducir la inflamación y el dolor.
  • Diagnóstico ecográfico. Mediante una ecografía podremos ver el estado de la lesión, el ligamento y las estructuras afectadas para poder diagnosticar y planificar la rehabilitación con exactitud.
  • Diatermia. El empleo de la diatermia está especialmente indicado para reducir las molestias, como la hinchazón y el dolor crónicos.
  • Ejercicios de propiocepción. Con ello evitaremos la recaída en la misma lesión, a través de la reeducación en el movimiento y recuperar la fuerza y estabilidad en la articulación.
¿Necesitas ayuda para recuperarte de un esguince u otra lesión? 

Llámanos o solicita cita previa

¿Qué es un esguince? Definición, causas y síntomas

Un esguince es la distensión de un ligamento, que dependiendo de su gravedad puede conllevar rotura parcial o total del mismo. Cuando se produce un esguince en el ligamento, se altera su estructura. Esto afecta a la movilidad, la estabilidad y correcta funcionalidad de la articulación.

Qué es un esguince

¿Qué son los ligamentos?

Los ligamentos son un tipo de estructura fibrosa que sirve de unión entre los hueso que forman una articulación.

Entre sus funciones principales están las de garantizar la correcta movilidad de la articulación y conseguir una buena estabilidad del conjunto evitando posibles luxaciones al hacer los movimientos normales y los movimientos más exagerados.

Causas de un esguince o rotura de ligamentos

Los esguinces se producen como consecuencia de un movimiento brusco sobre una de nuestras articulaciones, que acaba desplazando las superficies de los huesos que forman la articulación, dañando el ligamento por un sobre-estiramiento del mismo.

Son un tipo de lesión más frecuente en deportistas, aunque cualquier persona puede sufrirlos, a causa de un mal movimiento o por un traumatismo fuerte.

Los esguinces pueden afectar a distintas articulaciones

En base a ello, encontramos los siguientes tipos de esguinces más comunes:

  • Esguince de muñeca
  • Esguince de tobillo
  • Esguince de hombro
  • Esguince de rodilla
  • Esguince cervical

Síntomas más frecuentes de un esguince

Este tipo de lesiones suele ir acompañado de una sintomatología muy clara:

  • Dolor, que puede ir de leve a agudo, según la gravedad de la lesión.
  • Hinchazón, provocado por la rotura de las fibras.
  • Rigidez articular e incluso inmovilidad.
  • Coloración de la piel, en forma de hematomas.
  • Dolor al mover la articulación.
  • Dolor al caminar o apoyar el pie, en el caso del esguince de tobillo, pie o rodilla.


La remisión de los síntomas depende de la gravedad de la lesión. Normalmente, la hinchazón suele remitir al cabo de los días. El dolor suele tardar más tiempo en desaparecer, al igual que la rigidez articular.

Solicita cita previa

En consulta analizaremos tu caso para planificar el tratamiento más adecuado

Tipos de esguinces y tiempo de reparación del ligamento

El tiempo de recuperación de un esguince viene marcado por el tiempo que tarda en recuperarse el ligamento. Este proceso se lleva a cabo mediante la cicatrización de las fibras del ligamento que han resultado dañadas. Dependiendo de la gravedad de la lesión, el ligamento tardará más o menos tiempo en recuperarse. También se debe de recuperar tanto la movilidad como la estabilidad y propiocepción de la articulación dañada para que la rehabilitación sea completa y no dejes secuelas.

A la hora de determinar cuánto tarda en curar un esguince de pie, de rodilla o de muñeca, será necesario realizar una valoración inicial completa. Esto nos permitirá determinar el alcance de la lesión y saber los tiempos de recuperación.

En base a ello, los tiempos aproximados de recuperación tras un esguince oscilarán entre los pocos días y el año, dependiendo de si se trata de un esguince leve, moderado o grave.

Tipos de esguince Grado I Grado II Grado III

Esguince Grado I

Es el tipo más leve. Se percibe un leve dolor, y la movilidad en la articulación se ve ligeramente mermada. En este tipo de esguince, las fibras del ligamento no han llegado a romperse.

En estos casos, el tiempo de recuperación suele rondar los 5-7 días. Los esguinces de grado I a veces pasan desapercibidos, ya que no suelen genera grandes molestias, pero en caso de haberlas en su fase más inicial con una buena rehabilitación en un 1-2 de sesiones suele estar recuperado.

Esguince Grado II

En los esguinces de grado II se produce una rotura parcial del ligamento. Esto va acompañado de dolor, inflamación, pérdida de movilidad y derrame.

El tiempo de recuperación oscila entre 1 mes y 6 meses.

Esguince Grado III

Cuando hablamos de un esguince grado III es cuando se ha producido una rotura completa del ligamento. En estos casos, el dolor es más agudo, al igual que el resto de sintomatología, como inflamación y la pérdida total de la movilidad.

La recuperación del ligamento en estos casos es más lenta, y puede llegar a demorarse hasta 1 año.

¿Cómo tratar un esguince?

Después de producirse la lesión, puede acudir al fisioterapeuta para valorar el estado de la lesión y planificar la rehabilitación a seguir para una recuperación completa. En los casos más graves, se debe acudir al médico para que pueda diagnosticar el alcance de la lesión mediante pruebas radiográficas.

Cómo tratar un esguince

Recomendaciones para tratar un esguince leve

Guardar reposo RELATIVO

Conviene suspender la actividad física o deporte, pero en ningún caso dejar la zona inmovilizada o reposo absoluto, ya que ello puede contribuir a una mala circulación en la zona y que tanto el posible hematoma o edema pueda cronificarse y retrasar la recuperación de la lesión. Lo mejor es hacer pequeños movimientos para mantener el metabolismo de la zona activa, y consultar con un fisioterapeuta los ejercicios a seguir.

Aplicar frío

El frío aplicado en la zona ayuda a reducir la inflamación y el dolor cuando son síntomas importantes. Para que sea efectivo, debemos aplicarlo en las 48 horas siguientes dos os 3 veces al día no mantenerlo más de 8-10 minutos en cada aplicación.

Elevar la zona afectada

Mantener en alto el miembro que ha resultado afectado, siempre por encima del corazón, favorece el drenaje y disminuye la inflamación.

Ejercer compresión suave en la zona

Cuando el esguince no es grave, podemos hacer una ligera compresión de la zona con mallas o calcetines de compresión para favorecer el retorno venoso, pero importante no inmovilizarlo completamente con vendajes ni escayolas, ya que eso ayudaría a cronificar la lesión y aumentar el tiempo de recuperación.

Dicho esto, explicar que la inflamación primaria que se produce después de una lesión aguda por un traumatismo es el proceso que tiene el cuerpo para regenerar los tejidos dañados, no es algo que se deba evitar a toda costa a no ser que sea una reacción exagerada.

Se ha demostrado que la toma de antiinflamatorios y la aplicación de hielo en estos procesos pueden hacer que los tejidos regenerados sean de peor calidad por lo que la probabilidad de recidivas sea mayor, así que en los casos más leves conviene evitar estos tratamientos en los primeros 3 días.

Recomendaciones para tratar un esguince grave

En el caso de que el esguince sea de mayor gravedad, lo más recomendable es realizar la inmovilización total de la articulación afectada y acudir al médico para realizar las pruebas pertinentes.

Después, el fisioterapeuta puede valorar el estado de la lesión y planificar la rehabilitación más adecuada.

¿Necesitas ayuda?

Queremos resolver todas tus dudas. Contáctanos y te responderemos en breve.

Podemos aliviar tu dolor
¿Quieres conocernos?