Fisioterapia para el dolor cervical o cervicalgia

Beneficios de la fisioterapia en el tratamiento del dolor cervical o cervicalgia

  • Reduce significativamente el dolor cervical contribuyendo a un mejor descanso del paciente.
  • Favorece la recuperación de la movilidad en la zona cervical, evitando la sobrecarga.
  • Acelera el proceso de recuperación del paciente, evitando la recaída.
  • Aumenta la irrigación y vascularización de la zona, desinflamando los tejidos y contribuyendo a una mejor relajación de la zona cervical.

Posibles tratamientos de fisioterapia para el dolor cervical o cervicalgia

La fisioterapia para el dolor cervical y las cervicalgias permite ofrecer una respuesta adecuada a la patología que presente el paciente. En base al diagnóstico previo, realizamos el tratamiento y aplicamos las técnicas más adecuadas para tratar el dolor y el resto de sintomatología.

El dolor cervical incluye todas las molestias que se localizan en el cuello. Son el resultado de problemas en las estructuras del cuello, los músculos, los nervios, los huesos (vértebras) o los discos intervertebrales. 

Coloquialmente se conoce como “dolor de cuello”, término que describe una algia o dolor en la región cervical. Algunas enfermedades relacionadas con este dolor, pueden afectar al brazo con un hormigueo punzante, debilidad y dolor irradiado denominado cérvico-braquialgia.

Muchos pacientes refieren síntomas como por ejemplo dolor de cuello al girar a derecha o izquierda la cabeza, o dolor cervical concentrado en uno de los lados. En cualquier caso, es importante realizar un completo diagnóstico previo y una valoración promenorizada y detallada de los síntomas que presenta el paciente: mareos, vértigos, hormigue en la cabeza o las cervicales, etc…

Terapia Manual Osteopática

Se centra en la valoración y el diagnóstico de las disfunciones tanto articulares como de los tejidos blandos que recubren la zona cervical: músculos, fascia, capsula articular, tendón y ligamentos.

Con el tratamiento llevamos a cabo diversas manipulaciones manuales buscando restablecer la disfunción que se haya producido, tanto del movimiento como de los síntomas producidos por las lesiones cervicales, como el dolor muscular, cefaleas, mareos etc…

Refuerso Muscular Propioceptivo

Mediante ejercicios de propiocepción, conseguiremos un mayor control del movimiento y un mejor control motor de la musculatura cervical. La finalidad es incorporar una serie de nuevos esquemas de coordinación neuromuscular para proporcionar el factor de seguridad fisiológica. Es decir, brindarle al organismo mayor seguridad a la hora de realizar actividades que involucren al sistema neuromusculoesquelético cervical para ser capaz de aguantar mayor trabajo sin producir sobrecarga ni dolor.

Fisioterapia Invasiva

La fisioterapia invasiva son un conjunto de técnicas en las que se utiliza una aguja sólida que aplica de forma percutánea agentes físicos en el tejido musculoesquelético. Las técnicas que aplicamos con estos principios son la punción seca, la electrolísis percutánea intratisular o electroacupuntura.

Mediante el tratamiento con fisioterapia invasiva, podremos trabajar sobre la zona cuando exista una sobrecarga o contractura muscular severa que no pueda tratarse con otras técnicas.

Diatermia

Se encuentra englobada dentro de las corrientes de alta frecuencia. Todas ellas generan un aumento de temperatura en el organismo, pero no todas logran ese efecto al mismo nivel.

Esta técnica consigue calentar de manera profunda y duradera la zona afectada con el objetivo de disminuir el dolor, mejorar la circulación para relajar y desinflamar tanto tejido óseo como tejido blando (músculos, tendones, ligamentos etc…) y acelerar el proceso de recuperación del paciente.

No necesitas vivir con dolor

Cita previa sin compromiso. Personalizamos tu tratamiento para que te liberes del dolor.

¿Qué es el dolor cervical o cervicalgia?

Alrededor del 80% de la población sufre de dolor cervical o cervicalgia. Los pacientes tienen más probabilidades de sufrirla si su ocupación es sedentaria, y, además, sus actividades de tiempo libre son muy estáticas.

Otro tipo de dolor muy usual es la tortícolis y se caracteriza por una fuerte contractura muscular. Normalmente se definen como un dolor agudo en el cuello, causado por una prolongada posición no fisiológica durante mucho tiempo. Y, biológicamente se debe a una contracción muscular del esternocleidomastoideo y/o los músculos escalenos que fija las vértebras.

Posibles causas del dolor cervical o cervicalgia

En casi todos los casos se produce por una lesión con un largo tiempo de evolución, donde están implicados tanto la musculatura, ligamentos, como los discos intervertebrales. El dolor puede ser ocasionado por contracturas musculares, por distensión o por el desgarro de los discos y ligamentos intervertebrales.

Sobrecarga muscular en la zona cervical

La sobrecarga muscular es una de las causas principales de cualquier afección en los músculos y tendones en general. Se suelen deber a malas posturas, muy frecuentemente por culpa de una mala posición al dormir, el estrés o como consecuencia de la práctica deportiva.

Los músculos afectados son el trapecio mayor, esplenio, escalenos, angular de la escápula, suboccipitales o esternocleidomastoideo.

En estos casos, con fisioterapia para el dolor cervical podremos obtener muy buenos resultados.

Bloqueos en las vértebras cervicales

Se originan por una excesiva tensión de la musculatura insertada en dichas vértebras, que hace que tengan una restricción en el movimiento fisiológico de las mismas.

Esto causa una irritación e inflamación de las facetas articulares vertebrales, lo que produce dolor referido en las zona inervadas sensitivamente por las vértebras afectadas (comúnmente la cabeza).

La fisioterapia para tratar el dolor cervical originado por bloqueos en las vértebras, reduce significativamente los síntomas.

Bruxismo

Se trata de un hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes, que algunas personas realizan mientras duermen o en estado de vigilia. Esto provoca que la persona bruxista muestre un mayor desgaste dental en la mayoría de los casos y dolor de mandíbula ya sea por sobrecarga muscular de los músculos masticatorios o por irritación e inflamación de la articulación temporo-mandibular (ATM), además de manifestar cansancio por la mañana tras pasar la noche.

En casi todos los casos, hay muestras de dolor en el cuello o se sufre cervicalgia. Esto es debido a que hay una activación sinérgica entre los músculos masticatorios y los algunos músculos cervicales como el trapecio, esternocleidomastoideo y los músculos suboccipitales. Puede acarrear otros desequilibrios posturales como costarle abrir la boca, sufrir migrañas o dolores de cabeza.

Con tratamiento específico de fisioterapia ATM se puede trabajar toda la musculatura mandibular,  craneal y toda la región cérvico-escapular. Con ello, conseguiremos aliviar la tensión y el dolor, manipular la articulación temporo-mandibular para corregir su disfunción y enseñar ejercicios para fortalecer y autorelajar la zona cervical. Es por ello que resulta muy recomendable la fisioterapia para el dolor cervical ocasionado por este tipo de disfunciones.

Protusiones y hernias en los discos cervicales

Es una patología muy extendida. La hernia discal se produce cuando el núcleo interior del disco vertebral sale hacia el exterior, comprimiendo diferentes estructuras nobles como los nervios y las raíces nerviosas.

Las hernias discales se producen por causas de difícil identificación. Son el resultado de factores más profundos relacionados con el sedentarismo, excesivo esfuerzo físico del tren superior del cuerpo o un traumatismo fuerte (por ejemplo: latigazo cervical fuerte).

Se denomina protusión al abombamiento del disco intervertebral, sin llegar a romperse sus fibras, y puede igualmente comprimir la médula y originar un importante dolor.

En el caso de la zona cervical se suele identificar por un fuerte dolor irradiado al brazo al realizar movimientos forzados con el cuello.ç

Con fisioterapia para el dolor cervical con origen en hernias y protusiones, se conseguirá un alivio sintomático duradero.

Traumatismo cervical

Es una lesión en la región de la columna cervical que se ha producido por un fuerte golpe o caída. También puede venir provocada por una repentina flexión y extensión de la cabeza. Suelen dañarse solamente los tejidos musculares y conjuntivos, aunque puede ir acompañada de lesiones de articulaciones, discales y fracturas óseas. Responden a estas dolencias, las caídas, los latigazos y los esguinces cervicales.

Con frecuencia se vuelve crónico y se han producido por un accidente. Esto provoca atrofia o falta de tono muscular en la musculatura estabilizadora cervical.

En estos casos, es frecuente recurrir a técnicas de fisioterapia para el dolor cervical, que proveen de un  alivio duradero al paciente.

Descompensaciones anatómicas de la zona dorsal

La escoliosis o una descompensación adquirida por malos hábitos en la zona dorsal , puede crear un exceso de trabajo de la columna cervical. Esto genera dolor en el cuello o dolor cervical.

Hasta no corregir esas descompensaciones hay una alta probabilidad de que el dolor vuelva a aparecer y convertirse en un dolor crónico.

No obstante, con fisioterapia se puede tratar el dolor cervical que se produzca a consecuencia de este tipo de desviaciones.

Problemas de crecimiento: Síndrome de Scheuermann

Se trata de una curvatura exagerada o hipercifosis. Es muy común en los niños por tener los tejidos de los huesos más blandos y con más cantidad de tejido cartilaginoso.

Espondilosis cervical

Se produce cuando hay un desgaste anormal en el cartílago (discos) y los huesos del cuello (vértebras cervicales). Acaba siendo un dolor crónico. Las personas más predispuestas a sufrir esta dolencia son aquellas que son muy activas en el trabajo o en los deportes.

Acudir al especialista para que aplique las técnicas de fisioterapia para el dolor cervical adecuadas, logrará aportar al paciente un mayor confort y alivio de los síntomas.

Artrosis y artritis cervical

Se produce cuando se lesiona o degenera el cartílago de las articulaciones de la columna cervical. Es muy frecuente en personas mayores de 50 años.

En los casos de artrosis y artritis cervical, la fisioterapia puede reducir el dolor cervical manifestado.

Estenosis raquídea

La estenosis raquídea se produce cuando hay un estrechamiento de la columna vertebral y provoca presión sobre la médula espinal o estrechamiento de las aperturas, por dónde los nervios raquídeos salen de la columna vertebral.

Podemos aliviar tu dolor
¿Quieres conocernos?