10 consejos para mantener la espalda sana

Mantén tu espalda en forma con estos 10 sencillos consejos que te orfrecemos

La columna vertebral es la encargada de soportar todo el peso del cuerpo. Formada por la médula ósea, los discos y las vértebras, comunica con el cerebro a través del sistema nervioso. Cualquier posible alteración en una de sus partes, puede provocar dolores de distinta intensidad, llegando incluso a reducir la movilidad y limitar los movimientos.

Mantenerla sana nos evitará dolores en el futuro que, en determinados casos, pueden llegar a interferir en el día a día de la persona que los padece. Seguir una serie de pautas y consejos sencillos y adaptarlos a nuestra rutina diaria, nos ayudará a fortalecerla y mantenerla sana.

dolor de espalda

Los dolores de espalda y el fisioterapeuta

Cuando un paciente acude a nuestra consulta aquejado de dolor de espalda, ya sea en la zona lumbar, dorsal o cervical, una de primeras cosas que hacemos es analizar sus hábitos diarios para determinar si la fuente del dolor puede provenir de alguna práctica que desarrolla habitualmente.

De hecho, muchos de los dolores de espalda son provocados por malas posturas que hemos ido adoptando a lo largo de los años cuando nos sentamos frente al ordenador o en el sofá de casa, e inclusive cuando caminamos por la calle o nos agachamos a recoger algo del suelo. Sin duda, todos y cada uno de los movimientos que realizamos influyen en la salud de nuestra columna vertebral. Una mala postura o un mal gesto repetido en el tiempo, pueden llegar a provocar dolores que en ocasiones son realmente incapacitantes para quien los padece.

El fisioterapeuta puede aplicar diferentes técnicas para lograr una importante mejoría en el paciente que acusa este tipo de dolores de espalda, pero sin duda, y como todo en la vida, la prevención es el primer paso hacia la curación.

consejos dolor espalda

Consejos para una espalda sana

Al final, de lo que se trata es de adoptar un estilo de vida sana que nos ayude a evitar y eliminar patologías y dolores relacionados con la espalda. Esto incluye tanto la alimentación, como las posturas que adoptamos a lo largo del día en cada una de las actividades que realizamos.

1.Ejercicio

Gracias a la práctica de ejercicio de forma regular, no sólo mantendremos el peso a raya, por aligerar la carga que debe soportar la columna vertebral, sino que también evitaremos rigidez y tensión en las articulaciones.

2.Higiene Postural

Adoptar una posición correcta mientras caminamos o estamos sentados para mantener la curvatura natural de la espalda, evitará lesiones en la columna, ya que se repartirá adecuadamente el peso a lo largo de toda la estructura, manteniendo tanto las vértebras como los discos en su posición correcta.

3.Peso a raya

La obesidad es uno de los factores de riesgo más peligrosos tanto para las articulaciones como para el sistema cardiovascular, ya que un sobrepeso implica un mayor esfuerzo físico.

4.Alimentación sana

Somos lo que comemos. Siempre lo han dicho nuestras madres y abuelas. Y así es. Mantener una dieta equilibrada con un adecuado aporte de calcio y de vitamina D nos ayudará a mantener fuertes los huesos, evitando la pérdida de densidad ósea. Además, el consumo de alimentos ricos en antioxidantes y proteínas contribuirán a conservar en buen estado huesos y articulaciones.

5.Evita fumar

Las sustancias que contiene el tabaco afectan negativamente a las células y tejidos de nuestro cuerpo, pudiendo desencadenar diversas patologías, afectando igualmente a las estructuras de la columna vertebral.

6.Musculatura abdominal

La musculatura abdominal y de la espalda baja está en la base de la columna, por lo que su fortalecimiento ayudará a reducir el peso que debe soportar y le brindará un buen respaldo a toda la columna.

7.Pausas y estiramientos en el trabajo

Pasar muchas horas sentado delante del ordenador, hace que nuestro cuerpo adopte posiciones a veces forzadas, tanto en la zona cervical como en la lumbar. Realizar pausas y estiramientos durante la jornada laboral, relajará la musculatura y aliviará la tensión en huesos y articulaciones, favoreciendo su movilidad y flexibilidad.

8.Controla el estrés

El estrés es otro de los factores que afectan a la salud de la espalda, provocando tensión en músculos y articulaciones. Las situaciones de estrés mantenidas en el tiempo acaban desencadenando dolor debido a toda la tensión que se ha ido acumulando.

9.Utiliza ropa y calzado cómodo

La ropa muy ajustada y el uso de zapatos con tacones altos provoca tensión en la columna, al tener que adoptar una posición inadecuada.

10.Consulta con un fisioterapeuta

Si aún a pesar de seguir estas recomendaciones, sientes dolor de espalda, no dudes en acudir a un fisioterapeuta, que podrá diagnosticar adecuadamente las causas y aplicar el tratamiento adecuado.

¿Necesitas ayuda?

Queremos resolver todas tus dudas. Contáctanos y te responderemos en breve.

Estás a un paso de mejorar tu vida.

¿Seguro que no podemos ayudarte?